Fosfatizante - Desoxidante y Desengrasante Concentrado

Preparación: Diluir 1 parte de líquido fosfatizante en hasta 5 partes de agua por volumen. Para una acción más profunda, usar diluciones menores (por ejemplo: 1 en 3).

Aplicación: Se utiliza por inmersión, pincel o trapeado. El primer sistema es el más eficaz, ya sea en piezas pequeñas o grandes. En caso de no contar con instalación adecuada para sumergir estas últimas, se empleará cualquiera de los otros métodos.

Para el tratamiento por inmersión deben emplearse recipientes enlozados, de acero inoxidable, madera o plomo.

El calentamiento del baño, que puede llegar hasta 70º C, acelera sensiblemente el proceso.

El tiempo de tratamiento que en general no deberá exceder de unos pocos minutos, en caso de baño caliente, y de 10 a 15 minutos en caso de baño frio, depende de la abundancia de óxido, habiendo llegado a su fin cuando la típica coloración de este, haya desaparecido.

Si las incrustaciones de óxido fueran muy profundas, conviene emplear lija al agua o cepillo de acero para facilitar su remoción.

Cuando disminuya la velocidad de fosfatizado del baño, debe reforzarse, agregando LIQUIDO DESOXIDANTE, DESENGRASANTE Y FOSFATIZANTE CONCENTRADO MILTONIA.

Una vez terminado el tratamiento, la superficie debe secarse rápidamente, con preferencia mediante una corriente de aire o con trapos que no dejen pelusa. Si se notara que la superficie queda algo pegajosa, conviene enjuagar con agua y secar rápidamente, según se indicó. En este caso se aconseja pintar las piezas dentro de las 2 a 4 horas siguientes.

Si en cambio no se enjuagan las piezas, sino que se trapean con posterior secado, el tiempo de aplicación de la primera mano de Fondo o Antióxido, se ampliará hasta las 24 horas siguientes como máximo.

 

PRECAUCIONES: Por la ligera acción irritante que tiene, con contacto directo con la piel, conviene usar guantes de goma y antiparras al emplear este producto. En caso de salpicaduras en los ojos, se recomienda un abundante lavado con agua.